Cargando...
 

CONCLUSIONES DE LA ENCUESTA

Conclusiones de la encuesta sobre el paseo

Nuestros alumnos han llevado a cabo una actividad que les ha permitido conocer mejor el pasado reciente y algunas de las costumbres de las generaciones que les han precedido. Han planteado una encuesta sobre la actividad del paseo a 20 personas mayores que ellos, de diferentes edades comprendidas entre los 33 y los 84 años. A continuación compartimos con vosotros las conclusiones de este trabajo.
El paseo es descrito por los encuestados como una actividad habitual, frecuente y, al mismo tiempo, especial porque se relaciona con ocio y actividades agradables (charlar, disfrutar, ligar), de las que se obtienen beneficios para el humor y la salud con poca o ninguna inversión. El poco tiempo de ocio, concentrado en los domingos y festivos, o en las tardes de verano, principalmente, se empleaba en actividades gratas, como pasear, y que no implicaban gasto, todo lo más una bolsa de pipas. Pasear era la actividad de ocio por excelencia y ocupaba el mejor tiempo de la semana: el más denso y en el que se querrí­a seguir estando.
El horario de paseo permite apreciar una mayor libertad de costumbres en los varones, que volví­an a casa a las 23 h., mientras que las mujeres lo hací­an sobre las 10. En cualquier caso, para ambos habí­a lí­mites que no se trasgredí­an: el paseo duraba una o dos horas y se hací­a en grupos separados por sexos, los chicos con los amigos y las chicas con las amigas y alguien de la familia, sobre todo una hermana.
Se paseaba por el centro del pueblo o por los alrededores, hasta llegar al campo. Las personas más mayores cuentan que se poní­an su mejor ropa, algo que va cambiando según disminuye la edad de los encuestados, que ya sólo se preocupaban por la comodidad de las prendas.
Seguramente es una buena base para comprender a las personas mayores saber lo que hací­an y por qué les extraña el creciente sedentarismo de sus hijos y nietos, por qué les parece una pérdida y no un progreso. Es cierto que ahora los jóvenes gozan de libertad de horarios, más permisividad e igualdad entre mujeres y hombres, aunque habrí­a que analizar la calidad de sus actividades de entretenimiento, el consumismo que muchas veces las preside, y los resultados. Es cierto que las calles no les brindan oportunidades para pasear por la sencilla razón de que están invadidas por el tráfico de vehí­culos, pero se ha ganado en espacios abiertos, parques y paseos en los que poder realizar esa y otras actividades saludables si se quisiera.
Image




Creado/a por pjmerchanm. Última modificación: Domingo 10 de Junio, 2012 00:41:31 CEST por pjmerchanm.