Cargando...
 

Guí­a turí­stica de Canillas de Aceituno 2013-2014. Medioambiente

CANILLAS DE ACEITUNO - Medioambiente


­Flora:
La flora es otro de sus valores relevantes, tal vez el más aparente. Hay una gran
diversidad que se muestra en la vida vegetal con formaciones singulares,
caracterí­sticas de la cuenca mediterránea y en ocasiones de requerimientos opuestos
entre sí­. Dominan los pinares, asentados sobre las blancas arenas que genera la
descomposición de los mármoles.
Así­, es posible el desarrollo del pino carrasco hasta el pino silvestre, de
requerimientos muy dispares, pasando por el piñonero, el negral o el salgareño e
incluso el insigne, procedente de repoblaciones experimentales en otro tiempo.

Image

Asimismo, entre árboles y arbustos, el rango va desde el palmito, el cambrón, el
bayón, revientacabras o boj caracterí­sticos de las proximidades litorales, hasta el
mostajo, durillo, durillo dulce, cenizo, rebollo o aza que habitan las umbrí­as y altas
cumbres junto con el matorral de camefitos espinosos dominado por piornos y
rascaviejas como Vella spinosa, Prunus prostrata, Erinacea anthyllis, Astragalus
granatensis, Echinospartum boissieri, Hormatophylla spinosa y Genista lobelii.

­Fauna:
En este pequeño mundo de árboles y roquedos, es de destacar su avifauna. Es
notable la presencia de grandes águilas (A. real, perdicera, calzada y culebrera),
halcón peregrino y azor, chotacabras, aves forestales como los picos y las aves de
montaña, destacando las collalbas (collalba negra, gris y rubia), el roquero rojo, el
roquero solitario, el acentor alpino o la ardilla común.

Image

Pero sin duda, el animal más conocido en estas sierras, es la cabra montés. Este
endemismo de la fauna ibérica, que en otro tiempo estuviera al borde de la extinción,
hoy se encuentra en auge, gracias sin duda a la acertada gestión llevada a cabo por la
Administracion a lo largo de este siglo. Para el caso concreto de Tejeda­Almijara, la
regulación cinegética de esta especie bajo la figura de Reserva Nacional de Caza ha
permitido que la exigua población existente en un principio se haya multiplicado por
diez en un plazo de veinticinco años, con unos 1.500 animales solamente en la
vertiente malagueña del macizo.


Creado/a por pmmartinr. Última modificación: Lunes 23 de Junio, 2014 00:03:19 CEST por a1bachCypardob.